¿TE ATREVES A SER FELIZ?

Todos queremos ser felices ¿verdad? Tú y yo queremos ser felices y haríamos todo lo posible por conseguirlo.

La sociedad nos vende una felicidad a la carta, una felicidad de corta duración, con fecha de caducidad, una felicidad que a poco que “rasques” deja un fondo de insatisfacción….

imageY nosotros nos seguimos preguntando ¿qué podemos hacer para ser felices?¿A quién buscaremos para que nos enseñe el camino de la felicidad? ¿Quién es feliz? Las Bienaventuranzas nos rompen los esquemas, desmonta nuestra escala de valores, nuestra lógica del bienestar y nos introducen en la novedad del Reino, en la novedad que trae Jesús con su vida. ¡No todos nos vamos a enterar! ¡sólo los pequeños, los que confían, los sencillos de corazón, los….. podrán experimentar y saborear que esto es verdad! ¡A lo mejor tú estás entre ellos! ¡Deja que El te toque! ¡Deja que los pobres te toquen! ¡atrévete a salir de ti! ¡haz vida el Evangelio! Te sorprenderá lo que desde tu pequeñez y debilidad puede hacer Su Espíritu por ti y encontrarás, sin buscarlo, el secreto de la verdadera alegría, la vida plena y “a tope” para ti y para los que se encuentren contigo.
Jesús es la verdadera felicidad, es El en persona quien la trae, una felicidad que sólo se puede entender mirándole a El, mirando a la cruz, desviviéndote por amor…..¿te atreves a mirarle? ¿estás dispuesto a entregarlo todo para ser feliz?
Inma Soler

Comunidad Villa Teresita- Auxiliares del Buen Pastor

Anuncios

BUSCANDO LA LUZ

Bartimeo somos tú y yo…ese ciego que busca la luz y el camino. ¡¡¡Cuánta oscuridad en nuestra vida!!! ¡Necesitamos tanta luz!

Oye que Jesús le puede dar cuanto anhela y en un acto de fe valiente le grita y le pide compasión.

Hoy Jesús te mira con amor y ternura a ti como miró a Bartimeo y te ofrece su mano para llenar de vida tus ojos. Él es capaz de poner ese colirio que necesitas para ver lo que Dios quiere, para ver como Dios ve.

Jesús es luz¿Quieres recibir esa luz? ¿Crees que Él es la única y verdadera luz?

Él solo espera que le sientas Maestro y Señor, que le grites con fe desde la certeza de que solo Él puede hacer que “recobres la vista al momento”

Quiere que le sigas, que le pongas al centro, que le busques desde la certeza de que Él te ha buscado antes, de que Él se hace el encontradizo y quiere caminar contigo y encontrarte en el camino de la vida.

DEJATE ENCONTRAR.

Sor Luisa

Hijas de Santa María de la Providencia

BUSCÁNDOTE…

XXIX DOMINGO TIEMPO ORDINARIO – 18 de octubre de 2015

Humildad… servicio… parece que son las actitudes que necesitaban aprender Santiago y Juan. Ellos buscaban a Jesús y tenían claro lo que querían: “Queremos que hagas lo que te vamos a pedir” Y Jesús, con amor y paciencia ante esta petición, les invita a expresarse y les escucha con misericordia: “¿Qué queréis que haga por vosotros?” Y sin más preámbulos, tienen el atrevimiento de pedirle no sólo sentarse en su gloria, sino además estar a su derecha e izquierda.

ServicioJesús, muy asertivamente, les explica: “No sabéis lo que pedís”. Y esto me hace caer en la cuenta y me cuestiona… ¿cómo me acerco a Ti y cuál es el contenido de mi súplica? ¿Solo te busco para “conseguir algo”? ¿Con qué actitud me dirijo a Ti? Y más aún, ¿con qué actitud me dirijo a mis hermanos?

Miro hoy especialmente a María, nuestra Madre, y le pido que nos haga conscientes de nuestras verdaderas motivaciones… y que nos ayude a acercarnos a Jesús, a cada persona, con un corazón sincero, sencillo, humilde, a la escucha, y dispuesto a servir…

En el marco del DOMUND, creo que esto es ser misioneros de misericordia.

¡Déjate mirar por el Señor con misericordia! ¡Empápate! Y escucha cómo te dice: “Te amo con misericordia infinita… te envío al mundo entero”. Que, como María, podamos responderle: “Hágase en mí según tu Palabra”

Davinia Martínez Sempere

Misionera del Santísimo Sacramento y María Inmaculada

@Davinia_mss

www.misionerasdelsantisimosacramento.org

UNA COSA TE FALTA… (Mc 10, 17-30)

A menudo se acercan a nuestra página, a http://www.buscoalgomas.com , “jóvenes ricos”.

Son jóvenes, que tienen una inmensa riqueza humana (como nuestro joven del Evangelio) tienen estudios y viven acomodados pero, además, hacen voluntariado, dan catequesis, participan de la Eucaristía, dan dinero a los pobres… ¡es una ALEGRÍA verlos!
Son jóvenes “inquietos”, jóvenes que han visto pasar a Jesús por sus vidas, y… se dan cuenta de que necesitan “algo más”, de que Jesús les está hablando, de que Jesús les está buscando, de que Jesús les pide más.

Jesús se sitúa en su camino (en tu camino) y ellos saben que lo que más desean es ESTAR CON ÉL, por eso corren a su encuentro. De rodillas, ante el Sagrario, le dicen con sinceridad  “¿qué tengo que hacer? ¿qué quieres que yo haga?”.  Saben que SOLO ÉL tiene la respuesta a sus dudas, a sus inquietudes, a sus preocupaciones, a sus vacíos…

“Una sola cosa te falta… SÍGUEME”

IMG_0021 - copiaLa respuesta los “descoloca”, aunque en cierto modo la esperaban, la conocían. Saben que SOLO ASÍ lograrán que, POR FIN, descanse su alma.

Sin embargo, sus “riquezas” les impiden dar el paso y prefieren marchar pesarosos, tristes, a esa FELICIDAD que han tenido al alcance de su mano.

Si Jesús ha pasado por tu vida y te ha pedido “vender cuanto tienes” y SEGUIRLE… no seas tonto, NO RENUNCIES VOLUNTARIAMENTE A SER FELIZ.

Noemí Saiz Saiz

http://www.buscoalgomas.com

UNA SOLA CARNE Y UN MISMO DERECHO (Mc 10, 2-16)

Hoy la Iglesia celebra la fiesta de Francisco de Asís. El “hermano universal” como se le conoce en muchos lugares. Francisco tuvo la intuición del corazón y supo mirar la ley-la de la Iglesia y de la sociedad- desde la mirada de Dios: la fraternidad, la relación de hermandad, en donde todos son una sola carne, una sola alma y tienen un mismo derecho: la vida abundante.

franciscoEn un momento como el nuestro, se nos pide entender en su justa medida lo que significa la hermandad. Y esa responsabilidad va más allá de las acciones urgentes e inmediatas.  Por supuesto más allá de la demagogia y el aprovechamiento político o religioso del éxodo masivo, de las migraciones incontrolables. Hoy, se nos pide que aceptemos existencialmente al otro, que pensemos que el mundo está cambiando. Y que el derecho a vivir no sólo lo pueden pedir “los pueblos con derechos”, sino las mayorías silenciadas y maltratadas, los pueblos sin derechos que exigen el divorcio de quienes los exilian, expolian, maltratan y matan. Ahí están las mujeres y los niños, pero también pueblos enteros, comunidades creyentes, movimientos políticos y sociales a quienes el sistema clasifica como enemigos e indeseables.

¿Qué nos pide hoy Jesús?: Escuchar, razonar con lógica, atrevernos a plantear alternativas reales, concretas al orden de vida establecido por los “con derechos”. No nos cansemos de hacer el bien y crear hermandad allí donde estemos.

Hna. Carmen Pons

Franciscanas de la Inmaculada

@aniuska_aponte